Preparando la llegada de un peque a casa

Os diré que somos un matrimonio joven que llevamos bastante juntos y pensamos un atardecer

veraniega coincidiendo que estábamos de relax en el oeste, que diremos que es el destino que preferimos para salir de vacaciones esta temporada, tener un bebe con muselinas. Al principio pensamos que era precipitado, sin embargo en último término determinamos hacer frente a esa idea y hacerlo realidad. Se han pasado 12 meses y hoy en día somos padres y como desconocemos como atender a un crío debemos consultar en la red, fundamentalmente en foros, páginas webs, blogs, etcétera, y de esa manera aprender lo que hay que hacer en determinadas situaciones del día a día, por ejemplo cómo sentarse, comer, dormir e incluso que está pidiendo si solloza.

Hemos descubierto los dos que la dieta sin ingredientes dañinos es la mejor opción si queremos alimentar a nuestro niño de manera adecuada.

Después de una etapa con dieta totalmente líquida, empezar a integrar diferentes sabores es una tarea bastante impresionante.

En este momento, ya contamos con la experiencia suficiente para poder determinar lo que requiere observación en el día a día.

Lo esencial sería que los nutrientes sean de calidad y además se encuentren en un estado óptimo de conservación. De igual forma hemos decidido que el bebe disponga de tenedor, cuchillo y cuchara para el sólo además de diferentes recipientes designados para hacer la comida del pequeño.

Tendremos que enseñarle a usar sus cubiertos. En ningún caso debería tocar los alimentos ni tampoco divertirse con las comidas.

Todos sabemos que, los hombres come para poder subsistir de igual forma que sin comida en ningún caso hay subsistencia, pero en la realidad desconocemos las propiedades y finalidades de las cosas que comemos. Una alimentación incorrecta dañará nuestro cuerpo, en ningún caso se trata de ropa de bebe cantidad de alimento a comer sino de la distribución de los mismos. Nuestro organismo necesita nutrientes que le van a ofrecer las sustancias y energías necesarias con objeto de sostener con vida sus revestimientos, moverse y desarrollarse.

Las cosas que consumimos derivan de 3 destacados reinos de la tierra, el vegetal, el animal y el mineral y además los nutrientes se clasifican en dos grupos reguladores que encauzan la actividad del organismo del pequeño, los constructores que nos proporcionan las células más importantes cuando se trata de recuperar los tejidos desgastados y por supuesto los energéticos que aportan la energía que pide la actividad diaria del niño.

Hay una cosa clara y es que el 100% de los alimentos provienen de de los vegetales y de los animales, menos la sal y el agua.

Uno de los problemas muy habituales que encontramos los padres inexpertos, es la preocupación que tenemos en el momento que nuestro crío no desea comer nada, en ese momento pensamos que puede estar enfermo y recurrimos a artimañas y reprimendas con el fin de obligarle a que ingiera el alimento que le ofrecemos. Deberíamos comprender que la desgana ha llegado a ser una etapa habitual por la que atraviesan la gran mayoria de los pequeños y por tanto los desasosiegos que tenemos como padres resultan ser ilógicos debido a que la falta de apetito será una etapa que con el tiempo desaparecerecerá. Este hecho suele darse normalmente después del año, pues los bebés de menos de 1 año suelen tener siempre ganas de comer salvo que estén resfriados o se vayan a poner enfermos. Recuerden que los artículos sin componentes nocivos tanto para su alimentación como para su vestimenta en realidad son lo mejor para el crecimiento de su pequeño.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies