[:es]Los elementos principales de un jardín [:]

[:es]Llegó el otoño y las temperaturas no bajan, y dado que en estos días ha comenzado a llover, los sujetos que tienen cesped en su residencia no tienen que irrigar. Las residencias que se encuentran a las afueras de la ciudad serán las que van a tener plantas en sus parcelas y para sus dueños vamos a destinar estas letras.

A la hora de hacer el jardín bonito nos conviene estudiar los puntos que vienen a continuación: la proporción, la repetición, el estilo y el orden de los elementos. Seguidamente vamos a explicar cada uno de estos puntos:

La proporción en un jardín va a ser la que organiza el tamaño de los objetos en un panorama, sobre todo entre las flores y su entorno. La estructura tiene como objetivo otorgar simetría a las formas. El estilo se logra conservando el mismo modelo en su constitución. La repetición consiste en fijarse en sondeos los remedios los componentes más utilizados y de esta forma se amolden a el espacio y de esta forma en ningún caso veamos disimilitudes que molesten a la vista.

Los elementos principales de un jardín suelen ser: La gradación de los integrantes que nos define la relación con el entorno en el que estamos. La magnitud de su estructura al igual que las plantas que existan tienen que amoldarse al lugar que se determine para ello y a el tamaño de la casa.

El color que decidimos para el huerto de flores sería otro aspecto esencial ya que debe existir consonancia entre los elementos arquitectónicos, el mobiliario y las plantas. Tenemos que considerar que una gama de colores proporciona conformidad y tonos diferentes provocan contraste. Podremos decantarnos por un huerto de flores con colores cálidos que le van a dar un aire más relajante o también de tonos más animados si queremos crear un ambiente peculiar.

La tendencia en las líneas serán otro de los puntos fundamentales que hay que valorar dado que las

delicadas y arqueadas nos recuerdan a esos huertos de flores anglosajones, muy delicados, y las trazados rectos y con angulos van a dar una imagen más seria.

La textura y estilo de el mobiliario y las plantas se considera otro tema esencial que hay que considerar. La textura capta el sentido de la vista y del tacto al mirar la totalidad de nuestra obra.

Si queremos regar las plantas, la mejor elección sería la pequeña aspersión que produce una llovizna muy suave de cara a no dañar las flores y plantas que son muy delicadas. Se coloca de forma muy sencilla dado que los canales se ubican en el exterior de igual forma que bastantes piezas de esta técnica de riego se utilizan igualmente en la técnica de goteo. Tendríamos que disponer los aspersores cada dos o tres metros consiguiendo que cada uno moje a el que tiene al lado.

Las ventajas de la técnica de pequeña aspersión en realidad son: La perfecta cobertura del regadío sobre una zona grande como podría ser un jardín con rocas en donde el sistema por goteo no va a ser útil.

Vamos a utilizar menos cantidad de conductos que en la técnica de goteo, y esto nos lleva a un buen mantenimiento de el sistema e incluso muchos menos costes, se aminora el riesgo de que se rompan y además el agua estará bastante mejor repartida al necesitar menos rociadores.

Todos los rociadores estarán por encima y de ningún modo deben hundirse como ocurre en la modalidad por goteo y por tanto van a ser mucho más decorativos.[:]

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies