La terracota se considera una materia que no presenta vida órganica

Observamos trabajos que van desapareciendo en el mundo occidental, va a ser extraño que encontremos personas que manejen la marga, el níquel o la envoltura del alcornoque sin adicionar con determinadas materias que pueden modificar la estructura propia.

Vamos a analizar profundamente la facultad de manipular la greda con el propósito de crear ánforas que tienen detalles muy bonitos. Y naturalmente con la cerámica valoramos el talento de un país, sus recursos económicos, su clase y además la actividad comercial que mantiene con otros países.

La terracota se considera una materia que no presenta vida órganica y sus propiedades son realmente la consistencia además de su firmeza frente a el calor, el viento e incluso el h2 o. Los individuos que vivían en el planeta hace siglos sabían todo esto y por supuesto utilizaban el barro para crear alfarería. E incluso el barro no traspasa la corriente y se mantiene igual si se le agregan constituyentes químicos.

La porcelana va a consistir en dar forma y hornear la marga poniendo adornos luego la jarra.

En Sudán todavía mantienen procesos tradicionales. Para empezar remueven la arcilla con agua y posteriormente modelan el objeto que les apetece en el tallerdepati. La ornamentación de la artesanía rifeña compagina la grafía sudanesa con diseños relacionados con la naturaleza e incluso elementos simétricos conservando la sencillez. En los talleres de Sudán hoy día se usa la terracota con un alto grado de humedad y luego dejan que le dé el sol durante 2 días. Cuando está seca la pieza se parte en trocitos que se introducen en agua y después se alisa la masa.

Cuando fabrican las ollas, los alfareros exhiben su maña e inventiva. Los collares se meten luego en el horno con el objetivo de que se solidifiquen. Los hornos presentan diferentes formas, en Argel tienen forma de cucurucho y se dividen en dos partes, una que caldea la bencina y además la parte donde se insertan los floreros. Dentro de dicha cámara se amontonan las cazuelas durante seis horas llegando a alcanzar unos 950 grados, se deben meter los cántaros cuidadosamente ya que es preciso que se calienten por todos lados.

El esmaltado y la tonalidad en realidad son claves a la hora de intuir de que sitio es el botijo, debido a que existen tradiciones arraigadas que no se pierden y sin duda distinguen unas vasijas de otras.

En el norte del continente africano tras hornear la vasija como en eltallerdepati se emplea un esmaltado en tono blanco y un poco después se pinta de amarillento o añil y se vuelve a hornear.

Los dirigentes debemos de apoyar esta actividad con el fin de que no desaparezca dado que en realidad es un oficio que ha pasado de generación en generación y además despierta mucho interés actualmente.

Las mujeres y los hombres buscan obsequios sorprendentes y naturalmente una buena elección es personalizar cualquier pieza de cerámica utilizando los tonos que sean de nuestro agrado y por supuesto hacerle alguna inscripción.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies