La plata cuesta bastante limpiarla

En el dormitorio de una señora como norma se puede encontrar un cofrecillo donde mete pendientes y también bisutería del pasado que hoy día no se ponen porque están deterioradas o porque han sido olvidadas.

Un gran número de estas piezas como por ejemplo esclavas y colgantes podrán ser útiles si las limpiamos pacientemente con la intención de que las alianzas de boda brillen igual que en otras épocas.

Muchas de estas piezas eran de color dorado y plata pues se fabricaron con metales que con el transcurso de los años y sin duda el ambiente se han ennegrecido. Lo que en un primer momento debemos hacer va a ser concretar la clase de mineral y naturalmente el color que tienen hoy en día.

Muchas joyas aparecen bañadas oro y obviamente con el tiempo enmohecen y no es fácil conseguir nuevamente ese tono ya que sería necesario chaparlas de nuevo en ese preciado metal y en realidad es más apropidado comprar una joya nueva, siempre y cuando se considere un metal económico pues al ser de plata buena el coste es mayor.

anillos personalizados con nombres

anillos personalizados con nombres

La plata auténtica se estropea más que otros metales y sin duda cuesta mucho mucho más limpiarla. Para poder adecentar unos anillos personalizados tiene que hacerlo con un trapo que no esté manchado y restregar con brío con el propósito de que el tono oscuro se quite, pero sin embargo si no es suficiente disponemos de remedios más efectivos como pueden ser el bicarbonato, el zumo de limón o la pasta de dientes. Prescinda de sustancias químicas que pueden chamuscar la plata buena y al mismo tiempo podrá lastimarse las manos o los ojos si le cae ese producto.

Si dentro de su cofrecillo abundan las sortijas y los pendientes de plata buena y tiene interés en que estén brillantes se recomienda frotar estas joyas con compuestos adecuados.

En ocasiones en esos guardajoyas descubrimos pulseras que están deterioradas y las tenemos que llevar a un establecimiento especializado con objeto de que puedan arreglarlas, pero sin embargo en general es menos económico que arreglarlas empleando determinadas técnicas que podrá conocer a través de la red.

Vemos individuos que no disponen de un estuche para poder colocar sus pulseras de modo que las meten dentro de cajones, y de esta manera habitualmente se pierden gargantillas al no estar colocadas correctamente.

Las damas tienen un gran número de pendientes y lo más eficiente es realmente gastarnos el dinero en un joyero con anillos y alianzas de amplitud que tenga muchos apartados con la intención de ordenar de un modo sencillo cada collar. Los cofrecillos se venden en hipermercados y también en joyerías en donde va a poder seleccionar el que le guste más y naturalmente pueda colocarse en el sitio del que disponga en su domicilio. No se le olvide guardarlo donde no sea sencillo encontrarlo ya que podrían robarle.

Todas las alhajas de elevado coste las vemos dentro de estuches para protegerlas de impactos y también de rozamientos, en la mayor parte de las viviendas es muy común que tengan gargantillas cotizadas. Si se va de vacaciones y no dispone de medidas de seguridad en su residencia, lleve esas joyas a un lugar seguro, pues podrán llevárselas los asaltantes al no pesar en exceso e incluso en el caso de que sean de oro podrían acuñarlo y negociar con individuos sin vergüenza que más tarde lo suelen utilizar con el objetivo de fabricar otras piezas de joyería.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies