La forma de alimentarnos será fundamental

Mantener nuestra salud debe ser un asunto prioritario a cualquier edad. El bienestar no significa solamente la ausencia de afecciones. Realmente abarca el bienestar del cuerpo, de la mente y un entorno agradable.

Conservar una buena salud nos permite llevar una vida productiva en el trabajo, con los familiares y con los colegas. En ciertos casos no es fácil conseguir estos objetivos a causa del trajín y la intranquilidad que tenemos.

La forma de alimentarnos será fundamental para no deteriorar nuestra salud. Si no llevamos un programa nutricional, se pueden producir trastornos como son trastronos digestivos o también el exceso del tejido adiposo en el cuerpo.

Caminar diariamente se considera muy importante, produce bienestar además de que mejora nuestro talante. Y naturalmente nos aporta vitalidad y refuerza nuestra valía. Además jugando al tenis, al padel, corriendo o nadando vamos a evitar trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos, dolores de espalda, el exceso de glucosa en la sangre, etcétera.

La salud mental nos permite desarrollar las funciones cognitivas y ser autónomos.

La salud social van a ser los determinantes que influyen en el estado de bienestar del sujeto dentro del entorno, es decir la falta de medios para acceder a una educación básica, falta de hospitales, etcétera. Todos estos contratiempos hacen que los sujetos se sientan más abandonados.

Dese cuenta de que el éxtasis, la cocaína, la heroína, tabaco, etc. y por supuesto tomar alcohol en exceso van a ser prácticas que no son nada saludables.

Si se siente mal visite al facultativo de vacuans de alergia con objeto de que le mande un tratamiento acorde con su dolencia.

En las farmacias, podremos conseguir medicinas, mascarillas, alimentos para ancianos, geles, etcétera. Podrán tener un lugar equipado para hacer análisis clínicos o también para elaborar productos medicinales. Siempre tiene que haber un especialista e incluso otro trabajadorpara ayudarle con las ventas y los encargos.

Los boticarios al tener una relación directa con el paciente realizan un papel importante para el bienestar del individuo. Nos resuelven las dudas que tengamos sobre un medicamento concreto y en estos tiempos hacen planes educativos con el fin de que nos concienciemos de la importancia de una alimentación equilibrada, además nos enseñan a prevenir resfriados, sarpullidos, problemas rectales, etc.

Estos profesionales nos recomiendan no propasarnos con los medicamentos.

Es obligatorio tomar la medicación que nos indique el médico para que todo vaya bien, pero además recordemos que el profesional que trabaja en la farmacia por su práctica y por su cercanía con el paciente puede asesorarle sobre las medicinas que le han recetado y si se presenta cualquier percance, echar una mano a los profesionales sanitarios.

En definitiva, la experiencia y también el criterio del profesional que distribuye los fármacos serán indispensables.

Los establecimientos donde venden medicamentos cuentan con puntos sigre donde los clientes deberán meter las pastillas que han caducado o que no nos hacen falta, y de este modo mejoramos nuestro hábitat y no tomamos medicinas descontroladamente.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies