En ocasiones en esos guardajoyas encontramos piezas que están deterioradas

En el dormitorio de una hembra comúnmente tiene una caja donde deposita anillos y además falsificaciones de años atrás que en la actualidad no las llevan porque están deterioradas o también por no recuerdan que las tienen.

Muchas de estas alhajas como gargantillas y brazaletes se podrán seguir usando si se arreglan tranquilamente con objeto de que deslumbren como antes.

Un gran número de estas gargantillas de plata eran doradas o plateadas ya que se crearon con metales que con el transcurso del tiempo o incluso el viento han llegado a oscurecerse. Lo que primeramente sería necesario es informarnos de la clase de metal y también el color que presentan en estos momentos.

Muchas pulseras ya vienen bañadas en oro y por supuesto con los años pierden el color y es dificil volver a conseguir ese color dado que se deberían bañar otra vez en ese metal tan valioso y sin duda es más adecuado comprar una sortija actual, mientras que se trate de un metal que no cueste mucho dado que cuando son de plata acreditada el coste es mayor.

La plata buena se deteriora más que otros metales e incluso es más difícil de limpiar. Cuando quiera limpiar algunos aretes tendría que utilizar un trapo limpio y después restregar con intensidad con el propósito de que lo ennegrecido se elimine, y si no se quita contamos con métodos que suelen dar mejores resultados como la pasta dentrífica, el jugo de limón o el carbonato ácido de sodio para las pulseras de cuero. Prescinda de compuestos químicos que van a poder quemar la plata de ley o incluso se arriesga a lastimarse los ojos o las manos si le cae este compuesto.

Si en su guarda joyas hay muchos pendientes y sortijas de plata de ley y pretende que no se le oxiden tendrá que abrillantar estas piezas de joyería empleando productos que sean buenos.

En ocasiones en esos guardajoyas encontramos piezas que están deterioradas y por tanto las tenemos que llevar a un establecimiento especializado con el objetivo de que las reparen, sin embargo en general es bastante más caro que arreglarlas con ayuda de algunos sistemas que puede aprender en internet.

Hay chicas que carecen de un estuche con objeto de guardar sus joyas de modo que las colocan en gavetas, de esta manera pueden perderse piezas por no estar bien dispuestas.

Las damas suelen acumular multitud de piezas de joyería y lo más adecuado será decantarse por un cofrecillo grande que tenga muchos apartados con el fin de clasificar fácilmente cada gargantilla. Los cofrecillos se compran en bazares al igual que en establecimientos especializados en donde podrá escoger el que le guste más y se acople al sitio que tenga en la vivienda. No se olvide de guardarlo donde no se encuentre fácilmente por si pretendiesen robarle.

Las pulseras de mucho valor se ponen en cajitas con el objetivo de preservarlas de impactos e incluso roces, en todos los hogares hay alhajas preciadas. Si tiene que desplazarse a otro lugar y no dispone de medidas de seguridad en su casa, traslade las joyas a un sitio seguro, dado que pueden arrebatárselas los ladrones al no pesar mucho y sin duda en el caso de que sean de oro es posible forjarlo y negociar con individuos sin vergüenza que luego lo suelen utilizar de cara a hacer relojes.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies